28 abr. 2011

El Pasajero



¡No me hables!
Sólo conduce;
¡Cállate!
Yo sé lo que eres.
No digas nada
Mantén tus manos al volante
¡No voltees!
Esto es real.

2 comentarios:

  1. La distracción, el hablar y mirar para atrás puede traer un mal desenlace, un consejo hecho poema...

    ResponderEliminar
  2. Corto, pero preciso. Buenísimo Veru, muchos saludos :D

    ResponderEliminar